«

»

Dec 20

Print this Post

Carl Sagan

015 – Carl Sagan, Un Dragón en el Jardín y lo que viene.
Carl Sagan
Carl Sagan (Noviembre 9, 1934 – Diciembre 20, 1996).

For me, It is far better to grasp the Universe as it really is than to persist in delusion, however satisfying and reassuring.

Para mí [y para mí también], es mucho mejor captar el universo como es en realidad que persistir en el engaño, por muy satisfactorio y reconfortante que sea.

El año pasado, anuncié en El Último Gran Blog el momento en que empezó a gestarse Un Dragón en el Jardín como colección de pensamientos y reflexiones que tengo de vez en vez. Ahora (como podrás notar), este proyecto está en etapa larvaria, pero sin duda continuará creciendo sin olvidar su origen.


Hoy se cumple un año más desde que Carl muriera. Él no creía en una vida después de ésta, lo cual nunca fue impedimento para mantenerlo optimista y alegre como siempre lo fue, a pesar de haber recibido una sentencia de muerte a la que apeló más de una vez. A manera de epílogo, en el libro –Miles de millones(GdiAmz)- su esposa Ann Druyan relata la maravillosa pasión de este hombre por su familia, la ciencia y la humanidad.

En el último capítulo de dicho libro, Carl escribe su experiencia al serle anunciado que tenía mielodisplasia y reflexiona un poco sobre cómo la ciencia puede desarrollarse aún cuando en un momento determinado no haya forma de predecir cómo lo hará; también sobre cómo los científicos trabajan constantemente (y sin garantía de éxito) para contribuir con la ciencia por distintos motivos (entre ellos, ayudar a otros) que finalmente es una obra humana y para la humanidad.

Seis veces hasta ahora he visto la muerte cara a cara, (…) y me ha dejado pasar. Algún día, desde luego, la Muerte me reclamará como hace con cada uno de nosotros. (…)He aprendido mucho de nuestras confrontaciones, sobre todo acerca de la belleza y la dulce acrimonia de la vida, del valor de los amigos y la familia y del poder transformador del amor. De hecho, estar casi a punto de morir es una experiencia tan positiva y fortalecedora del carácter que yo la recomendaría a cualquiera, si no fuese por el obvio elemento, escencial e irreducible, de riesego.

(…)A pesar de lo mucho que quiera creerlo [en la vida después de la muerte] y de las antiguas tradiciones culturales de todo el mundo que afirman la existencia de otra vida, nada me indica que tal aseveración pueda ser algo más que un anhelo. (…) Tal vez esta perspectiva me haya proporcionado una pequeña motivación adicional para seguir con vida. El mundo es tan exquisito, posee tanto amor y tal hondura moral, que no hay motivos para engañarnos con bellas historias respaldadas por escasa evidencia. Me parece mucho mejor mirar cara a cara a la Muerte en nuestra vulnerabilidad y agradecer cada día las oportunidades breves y magníficas que brinda la vida.

Claro que esta forma de ver el mundo puede parecer aterradora, insensible y cínica para muchas personas… pero realmente es reconfortante saber que tenemos una forma de buscar respuestas fiables a nuestras preguntas más primitivas, lo que viene después realmente no me importa mucho, pues en algún momento lo sabremos (aunque no queramos) y el mundo es un lugar lleno de preguntas, la búsqueda de respuestas hace de la vida una experiencia de lo más reconfortante. Sigamos preguntándonos y no dejemos que nadie nos arruine la búsqueda con mitos y supersticiones. Disfrutemos cada día de este punto azul pálido que viaja en el espacio donde tenemos nuestra única casa.

Carl, como muchos otros, ya no está. Ellos vieron por nosotros las respuestas que en su tiempo tenían preguntas; hoy nos toca ver por ellos el resto del camino y preguntarnos para los que vendrán después.

Permanent link to this article: http://www.undragon.net/carl-sagan/

Loading Facebook Comments ...

4 comments

Skip to comment form

  1. Luis Bond

    Yo si creo que hay algo después de la vida… sea la reencarnación, el paraíso, la dimensión desconocida, pero de que hay algo, hay… ¿no? jeje.

    ¡Saluditos y Merry X-mas again!

  2. AleieX

    En realidad… nadie te lo puede asegurar Luisillo, creo que eso es una elección personal. Por mi parte no creo que haya algo después.

  3. Vivi

    Yo pienso que si la ùnica certeza que tenemos en la vida es que la muerte nos en calquier momento aparecerà, pues no me queda de otra màs que disfrutar de la vida, amar, conocer, ayudar, en pocas palabras… ser feliz

  4. AleieX

    Claro que sí Vivi, en esta vida hay que ser feliz 😀

Comenta esta entrada :)

%d bloggers like this: